• C/Sant Antoni Abat 10, 08001 Barcelona
  • 93 329 74 28  info@puntdereferencia.org
  • C/Sant Antoni Abat 10, 08001 Barcelona
  • 93 329 74 28

Afectaciones del Covid-19 a la juventud tutelada y extultelada: ámbito emocional

Resiliencia: vínculos afectivos, red y oportunidades

Hemos llegado al último artículo de la serie que trata sobre las afectaciones del Covid-19 para la juventud tutelada y extutelada que participa en Punt de Referència, en este último hablamos de lo que, para nosaltras, es la base del iceberg de los procesos de emancipación, aquello invisible pero que sustenta todo el proceso: el ámbito emocional y las relaciones de la red de apoyo.

A lo largo de estos días hemos re descubierto nuestras casas, igual que posiblemente lo hemos hecho con nosotras mismas. Ahora podemos reconocer a qué hora exacta toca el sol en la ventana, donde se oye menos ruido de la calle, ponemos nombre a algunos vecinos y vecinas y posiblemente hemos decidido ordenar rincones que antes, sin saber porqué, nos quedaban pendientes. Esta realidad también nos ha ayudado a hacer introspección y encontrar algunos rincones dentro nuestro: quizá hemos recuperado antiguas aficiones, hemos identificado qué nos hace sentir tranquilas o qué cosas no nos gustan, hemos tenido que tomar decisiones, algunas de ellas significativas…

En Punt de Referència nos ponemos de lado de personas que constantemente tienen que tomar decisiones clave para su proyecto vital, concretamente para su proceso de emancipación, y estos meses hemos tenido la suerte de poder aprender de ellas y de poner palabras a aquello que permanece tan invisible en el día a día, su resiliencia.

 

Lo que permite continuar en momentos adversos

La capacidad de la resiliencia se considera un factor de promoción de la salud mental y emocional clave para toda la sociedad, por este motivo en Punt de Referència acompañamos a la juventud a fortalecer sus capacidades de resiliencia. Esta es una apuesta para conseguir construir una emancipación que fomente la calidad de vida de la juventud, tanto hacia a una sensación de bienestar positivo respeto a la salud física y mental, como hacia la construcción de una red de apoyo para una autonomía vinculada.

Entendemos la resiliencia como un proceso que se aprende y que se construye a lo largo de la vida mediante diferentes fuentes: desde las propias capacidades, a través de las relaciones significativas que establecemos y de los contextos seguros que nos brindan oportunidades de emancipación (Ungar, 2003 a Novella, 2014). Solamente el 37%, de los tutelados migrantes identifica los educadores sociales como figuras de referencia (Cónsola, 2016), y resulta significativo que la junvetud tutelada y extutelada cuente con pocas figuras adultas de referencia en el territorio que puedan contribuir a generar relaciones y contextos donde fortalecer esta resiliencia.

La resiliencia es individual y colectiva, una sin la otra no genera cambio

Los chicos y chicas acogidos en CRAEs perciben su vida en los aspectos más relevantes (salud, tiempo libre, escuela, relaciones interpersonales, satisfacción personal, etc.) como menos satisfactoria que la juventud de la población general; tienen una sensación de bienestar personal más baja (Llosada-Gistau, Montserrat i Casas, 2016). Por qué? les faltan vínculos afectivos, oportunidades de pertenecer a un sitio, a un grupo, a una persona, claves para reforzar las resiliencias y, de rebote, las oportunidades de emancipación.

La emancipación para la transición hacia la vida adulta significa un aumento de responsabilidad y autonomía que exige al joven fortalecer la sensación de bienestar y de la salud emocional. Sin pertenecer, aquestos procesos no son posibles.

 

Las relaciones de mentoría permiten crear este entorno acogedor pensado para que los jóvenes puedan fortalecer su resiliencia mediante el vínculo afectivo con su referente adulto, y esta es la apuesta de Punt de Referència. Las figuras de referencia tienen que promover vínculos personales, confiar en las capacidades de quien tiene delante, tener una actitud empática y de reconocimiento, saber que cada persona es única y tiene necesidades y dificultades diferentes, desarrollar la comunicación asertiva, poner límites cuando es necesario y ser modelo con sus propias acciones (Muñoz, 2005, a Novella, 2014).

El vínculo propuesto en las relaciones de mentoría en Punt de Referència se complementa con la relación entre la persona joven con la persona que realiza el acompañamiento técnico: los vínculos de la persona mentora y la acompañante profesional deben de ser incondicionales, estables y afectivos con tal que sean exitosos. Además, desde este acompañamiento también se refuerza su capacidad de organización y de respuesta a los reptes a los que se afrentan. Estimulando en el proceso la responsabilidad y la toma de decisiones informada. Este aprendizaje les permite mantener la capacidad de control sobre su propia vida, disminuyendo estados de rumiación y pasividad frente las dificultades o situaciones potencialmente traumáticas (Pérez-Sales i Fernández-Liria, 2015) consolidando así una base sólida para una emancipación a largo plazo.

 

Por qué en tiempos de Covid-19 la mentoría es clave?

La crisis sanitaria provocada por el Covid19, nos ha llevado a vivir un contexto desconocido, de incertidumbre y que para la mayor parte de la población ha hecho crecer las emociones de miedo y angustia, sensación de aislamiento debido al distanciamiento social, y desánimo al ver el incremento de las desigualdades estructurales fruto de la frenada de oportunidades formativas y laborales. La juventud tutelada y extutelada también está viviendo este proceso con diversidad de realidades, algunas de ellas traumáticas, y para activar su resiliencia hará falta más acompañamiento.

Como explican Pérez-Sales y Fernández-Lliria (2015) en contextos traumáticos es importante “dejar tiempo de respuesta a la propia resiliencia. Entre un 70-80% de la población pasa por situaciones traumáticas, entre 10-40% puede tener algún síntoma aislado de estrés posttraumático, y entre un 3-15% consecuencias a larg plazo.”

Para la juventud tutelada y extutelada, los vínculos de apoyo emocional y psicosocial serán clave para sus procesos de emancipación con tal de:

  • Dar espacios a las emociones que han vivido. En algunos casos, al estar muy acostumbrados a transitar por emociones como el miedo pueden ser ellos las figuras de referencia para las personas mentoras. Es una oportunidad para poder procesar colectivamente lo que hemos vivido a través de estas relaciones de apoyo. En otros casos, requerirá de apoyo psicosocial.
  • Pensar en qué estrategias levar a cabo para retomar sus trayectorias de emancipación desde el punto donde las dejaron en marzo, o en los retos que ha provocado la disminución de ingresos o de oportunidades formativas, paralización de la renovación de procesos documentales o bien de vivienda.
  • Construir y tener acceso a nuevas oportunidades de emancipación: en este tiempos todo se ha parado, pero el reloj para la juventud tutelada no se para, deben emanciparse a los 18 años.

 

En Punt de Referència entendemos el acompañamiento a los jóvenes tutelados y extutelados desde la realidad y vulnerabilidad de la persona que les acompaña, y desde el vínculo afectivo que se crea con ellos. Desde aquí, se inicia un proceso mágico que te animamos a vivir. Tu también puedes ser referente, te animas?

 

 

Artículo de Laura Terradas, cordinadora de Programes, Núria Martínez, técnica del proyecto Referentes y Berta Roig, responsable de comunicación.

 

Referencias:

  • Llosada-Gistau, J; Montserrat, C. i Casas F. 2016. El benestar subjectiu dels adolescents tutelats a Catalunya. Paper 29
  • Manzani, L. i Arnoso, Maitane. 2014. Bienestar psicosocial en menores y jóvenes extranjeros sin referente familiar adulto: factores de riesgo y protección. Norte de Salut mental.
  • Novella, I. 2014. Educación para la resiliencia en el ámbito socioeducativo. Revista de Educación Social
  • Pérez-Sales, Pau i Fernández-Liria, Alberto. 2015. Trauma: del apoyo psicosocial a la psicoterapia. Irredentos Libros.
  • Cónsola, Marc. 2016. L’atenció socioeducativa dels menors estrangers no acompanyats. Una mirada vers les expectatives i les necessitats. Educació social. Revista d’intervenció socioeducativa, [en línia], Núm. 64, p. 44-60, Consultat a: https://www.raco.cat/index.php/EducacioSocial/article/view/311853